viernes, 10 de agosto de 2018

Comunidad

Los Bucaneros de Tampa Bay finalizaron la temporada pasada con una marca de 5-11, y para ésta el pronóstico tampoco es bueno. Un nubarrón de dudas se ha colocado justo por encima de la bahía de Tampa y solo un milagro podría hacer que su equipo dé la campanada.

Los Bucaneros eligieron en el Draft 2015 al mariscal de campo Jameis Winston como la primera selección global. Todas las esperanzas estaban sobre él, sin embargo, luego de tres temporadas, el quarterback no ha conseguido dar el salto, al contrario, sus problemas extra cancha han limitado su rendimiento.

Jameis Winston no podrá comenzar la temporada debido a una suspensión de tres partidos por violar las políticas de la Liga, en su lugar, Ryan Fitzpatrick será el encargado de liderar la ofensiva durante esos primeros duelos. Las esperanzas de los Bucaneros no se centran en un solo jugador, es más bien el equipo el que debe representar una verdadera fortaleza.


Es cierto que el nombre de Mike Evans atrae muchas de las miradas. Pese a la mala campaña en 2017, el receptor consiguió terminar dentro del top 10 y se espera que para este año su actuación sea mejor. En cuanto al ataque terrestre, la llegada del novato Ronald Jones, reclutado en la segunda ronda del Draft, figura como una de las incorporaciones más interesantes.

Tampa ha hecho un esfuerzo grande para reforzar su defensa al traer a jugadores como Jason Pierre-Paul, Vinny Curry, Beau Allen y Mitch Unrein.

Por : Teo Olivares // agosto 10, 2018
Categoria:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.